Cómo ajustar las tuercas excéntricas de una impresora 3D

Cómo ajustar las tuercas excéntricas de una impresora 3D

¿Sabes que has de ajustar las tuercas excéntricas de tu impresora 3D, pero no sabes cómo hacerlo? Aquí te lo explico y verás lo fácil que es mantener tu impresora bien ajustada.

Como bien sabrás, los diferentes «carros» y ejes de la impresora van fijadas a las barras metálicas mediante tres ruedas negras.

Pues bien, para poder ajustar correctamente estas tres ruedas que aprietan el eje, si te fijas, verás que una de las tresse puede ajustar con una llave exagonal.

Esta es la tuerca escéntrica que debes ajustar si tienes un movimiento excesivo o por el contrario, está tan apretado que no se puede mover correctamente.

¿Qué es una tuerca excéntrica?

La explicación técnica de qué es una tuerca excéntrica es muy sencilla. Es una tuerda cuyo eje de giro no está centrado en la misma.

Así al rotar, el eje se va desplazando lateralmente consiguiendo apretar o aflojar la tensión de la rueda contra el eje de desplazamiento metálico.

Importante: Ajustar no es simplemente Apretar

Ten en cuenta que con un giro completo de una tuerca excéntrica, vuelves a la misma posición. Por ello, ajustar no significa apretarla con todas tus ganas.

Muchas tuercas excéntricas tienen una marca para que puedas ver cuál es la posición en la que queda el eje más desplazado pero en cualquier caso, al ir moviendo la tuerca es muy fácil determinar cuándo está más apretado o más suelto.

Esquema de tuerda excéntrica

Ahora que ya sabes lo que son las tuercas excéntricas y cómo ajustarlas, podrás apretar los diferentes ejes de tu impresora evitando movimientos no deseados.

Al comprar una impresora 3D, suelen venir bastante bien ajustadas sin embargo, es muy común que la calidad de las impresiones vaya empeorando y el usuario no sepa el motivo. En muchos casos, suele ser el juego provocado por unas tuercas excéntricas mal ajustadas.

Problemas al ajustar las tuercas excéntricas

Al realizar este ajuste, puedes tener dos problemas principalmente:

El primero es que estén muy duras y te cueste ajustarla. En este caso, suelta el tornillo allen que coge la rueda y la excéntrica (solo un poco) para poder moverla correctamente. Una vez ajustada la tuerca excéntrica, vuelve a dejarla fuerte.

Si la ajustas correctamente pero al cabo de unos días o de unas impresiones se vuelven a desajustar, tu problema es el contrario. Ajusta el tornillo que coge la rueda y la excéntrica para dejarlo un poco más fuerte. Que veas que puedes moverla pero que sola no va a hacerlo.

¿Cómo secar filamento PLA, ABS o PETG para impresión 3D?

¿Cómo secar filamento PLA, ABS o PETG para impresión 3D?

El exceso de humedad en los filamentos de impresión 3D es uno de los problemas más habituales y además, muchas veces ni siquiera somos conscientes de ello.

Problemas de adherencia en la impresión de la primera capa, atascos en la boquilla, rotura del filamento al volverse quebradizo… Todo esto hay que tenerlo en cuenta para que la calidad de tus impresiones no vaya bajando a la vez que la bobina se va volviendo vieja.

¿Cómo saber si tu filamento tiene demasiada humedad?

Hay dos formas de saber si tienes un problema de humedad antes de verlo directamente en una impresión fallida.

La primera y la que yo utilizo más es muy simple. Coge una bobina y dobla completamente el filamento en la parce cercana a la punta. Si se dobla, seguramente no tiene ningún problema.

Sin embargo, en el caso de que se parta fácilmente crujiendo en lugar de doblarse, sin lugar a dudas tienes un problema de humedad.

También depende del tipo de filamento, pero especialmente este método es muy útil con con el PLA.

La segunda forma de saberlo sería ya con un medidos de humedad en el ambiente.  Con un sensor encerrado en una bolsa o recipiente estanco, tras unas horas podrás ver la humedad relativa.

Si no tienes ninguno, son muy baratos en cualquier tienda online y se venden por packs de sensores para que puedas tener más de uno.

Cajas de secado de filamento

La forma más «correcta» y fácil de secar tus bobinas y quitarles el exceso de humedad son las cajas de secado que están diseñadas específicamente para este uso.

Estas cajas de secado de filamento se pueden usar de dos maneras.

La primera es instroducir la bobina de filamento y alimentar la impresora 3D directamente desde ellas. Estas cajas tienen una o varias aperturas para que el filamento se pueda dispensar a la impresora a la vez que se va secando. Esta forma de utilizarlo va muy bien cuando tenermos una bobina húmeda y no podemos ir esperando para empezar la impresión.

La segunda forma consiste en retirar la bobina justo después de finalizar la impresión y hacerle un ciclo de secado antes de guardarla de forma estanca.

Así siempre tendremos las bobinas en perfecto estado evitando los problemas de humedad.

A continuación puedes ver los modelos más frecuentes y que están más que probados por toda la comunidad de makers:

Yo personalmente tengo la primera y me funciona perfectame (la de SUNLU), pero también he oído hablar muy bien de la de eSUN. Son básicamente una resistencia que lo calienta de forma controlada por lo que cualquiera funciona correctamente.

Otras formas de secar tu bobina de filamento

Si ahora mismo no es buen momento para hacer el gasto de la caja de secado, hay otras formas de conseguir eliminar la humedad de tu bobina:

  • Deshidratador de filamentos: Es un accesorio de cocina que mucha gente ya tiene en casa y que permite eliminar la humedad en unas horas de funcionamiento. Ten en cuenta que te debe caber la bobina entera, lo cual no siempre es posible ya que suelen tener varios pisos muy bajos.
  • Poner la bobina en el horno: Este método solo sería recomendable si tienes un horno en el que puedas controlar la temperatura de forma muy fiable. Si te pasas de los 50-55º puedes derretir la bobina y dejarla inservible. Especialmente en el caso del PLA convencional.
  • Microhondas: Usar este electrodoméstico yo no lo he probado personalmente. El motivo es que mucha gente reporta que se ha cargado la bobina, aunque algunas personas dicen que les va bien. Yo lo dejaría como última opción

¿Tienes experiencia secando filamentos? Si tienes otra forma efectiva de hacerlo que quieras compartir con los demás, no dudes en dejarla en los comentarios para que todos podamos conocerla.

Instalar Octoprint en una Raspberry Pi: Tutorial y guía paso a paso

Instalar Octoprint en una Raspberry Pi: Tutorial y guía paso a paso

f fina de las mejoras imprescindibles que debes tener en cuenta para tu impresora 3D es la instalación de OctoPi u OctoPrint, lo que te permitirá conectarla a internet para monitorizarla y controlarla de forma remota.

¿Te gustaría ver la impresión cuando no estás en casa? ¿Poder enviar los archivos desde tu ordenador sin tener que ir a todos lados con las tarjetitas de memoria?

Estas son algunas de las cosas que podrás hacer gracias a OctoPrint. Un proyecto 100% Open Source (libre) que te voy a enseñar a montar e instalar.

Índice Cómo instalar Octoprint:

    1. Lo que vas a necesitar
    2. Software gratuito a descargar para empezar
    3. Instalación de OctoPrint
    4. Configuración de red
    5. Acceder a OctoPrint por primera vez
    6. Un paseo rápido por la pantalla de OctoPrint

Lo que vas a necesitar para empezar a montar físicamente el OctoPrint

Lo primero que necesitarás es una Raspberry Pi montada y lista para funcionar. La puedes encontrar en cualquier tienda de electrónica o en plataformas como Amazon desde este enlace: Raspberry Pi 4 Modelo B.

Los modelos recomendados como compatibles según OctoPrint son la Raspberry Pi 3B, 3B+ o 4B.

(La Raspberry Zero W está específicamente NO recomendada)

Al comprar tu Raspberry sobre la que instalar OctoPrint, ten en cuenta que el kit lleve todo lo necesario para funcionar. Lo principal es lo siguiente:

  • Alimentador de corriente a USB-B (con interruptor preferiblemente
  • Placa Raspberry Pi
  • Caja de montaje
  • Ventilador de caja
  • Disipadores de temperatura para los chips principales de la placa
  • Tarjeta de memoria microSD de al menos 32GB

Además de la Raspberry ya montada y lista (no hace falta que tenga nada instalado, lo haremos paso a paso), necesitaremos lo siguiente:

  • Un ordenador desde el que acceder y configurar Octopi en la Raspberry
  • Un cable USB para conectar la impresora 3D a la Raspberry (el mismo que se usaría para conectar a un ordenador)
  • Conexión a internet por WiFi o cable ethernet

Descargas de Software instalador y OctoPrint

Para instalar el sistema operativo (el OctoPrint) en la tarjeta de memoria microSD de la Rapsberry solo necesitaremos dos cosas.

La primera es el software que se usa para instalarlosm que es el Raspberry Pi Imager.

Además, necesitarás descargar la última versión de OctoPrint que está disponible de forma gratuita en la página web del proyecto. En estos momentos la última versión estable es la 0.18.0 y está disponible para Windows, Mac o Ubuntu.

Yo voy a seguir esta guía de instalación en Windows pero en las otras plataformas también podrás hacerlo sin problema.

Instalar OctoPrint en la tarjeta de memoria

Para empezar la instalación, has de ejecutar el Raspberry Pi Imager. La ventana principal que podrás ver es como la siguiente:

Raspberry Pi Imager

Una vez ejecutado, sigue estos pasos para instalar OctoPrint en la tarjeta de memoria:

  1. Clic en Choose OS
  2. Selecciona Other specific purpose OS
  3. Selecciona OctoPi
  4. Abre la ventana de Opciones Avanzadas pulsando Control + Shift + X
  5. En esta ventana, consigura el SSID de tu Wifi, la contraseña y el país (ES)
  6. Clic en Choose Storage para elegir la tarjeta de memoria en la que vamos a hacer la instalación
  7. Clic en Write para iniciar el proceso de instalación de la imagen en la tarjeta.

Ahora ya tienes la tarjeta lista para colocarla en la Raspberry e iniciar por primera vez tu OctoPrint.

IMPORTANTE

Si tras la copia tu ordenador te pide formatear la tarjeta, NO LO HAGAS. El sistema operativo OctoPrint ya está instalado para tu Raspberry pero como no se carga en Windows, éste te pide formatearla.

Configuración de red

Con los pasos que has seguido tu Raspberry con OctoPrint ya debería ser capaz de conectarse a tu red Wifi. Sin embargo, a mi a veces no me ha funcionado directamente.

Para solucionarlo tienes dos opciones.

La primera es conectar la Raspberry a tu red por cable Ethernet. En este caso no has de hacer nada más.

Si quieres conectarla por WiFi y con los pasos anteriores no te ha funcionado, deberás hacerlo manualmente.

Para ello, busca en la tarjeta de memoria el archivo octopi-wpa-supplicant.txt

Edítalo para configurar tu Wifi buscando el siguiente texto:

## WPA/WPA2 secured#network={#  ssid="put SSID here"#  psk="put password here"#}

Reemplázalo por la configuración de tu propia red y quita los símbolos # para «descomentar» y activar las líneas. Por ejemplo, debería quedarte algo similar a esto:

## WPA/WPA2 securednetwork={ssid="JoesWiFi"psk="12345"}

Por último, también deberá haber una línea en este mismo archivo von la selleción del país. Por ejemplo para España, deberás ver o introducir lo siguiente:

country=ES

Esta parte de la configuración de la red puede no ser necesaria, pero en muchos casos la conexión WiFi no funciona y lo podrás solucionar así.

Accede a OctoPrint por primera vez

Ahora que ya lo tenemos todo listo y conectado, podremos acceder por primera vez al sistema OctoPrint de nuestra Raspberry.

Recuerda que además de tener la Raspberry Pi conectada a la corriente, debemos conectarle la impresora 3D por USB en cuaquiera de los puertos disponibles (mejor siempre en los azules por velocidad)

Para acceder a OctoPrint, lo hacemos desde cualquier navegador escribiendo la siguiente dirección desde la misma red local:

http://octopi.local

Al hacerlo, se abrirá la pantalla de consiguración inicial  en la que deberemos revisar algunas opciones sencillas como configurar el usuario y la contraseña, si queremos compartir la información de uso de forma anónima, y lo más importante, la configuración de la impresora (especialmente el tamaño de la cama y el número de extrusores)

Todo esto lo podrás revisar cuando quieras desde la pantalla de configuración, por lo que si falla algo no te preocupes. Podrás cambiarlo más adelante.

Un paseo rápido por la pantalla de OctoPrint

Ahora que ya tienes instalado OctoPrint en tu Raspberry Pi para controlar tu impresora 3D, podrás ver una página smilar a la siguiente. Vamos a repasar las principales pestañas para que puedas empezar a explorarlo con seguridad:

OctoPrint ya instalado

Desde esta pantalla puedes ver todo lo que OctoPrint puede aportarte para mejorar y facilitar tus impresiones 3d.

Para acabar este post, te voy a dar un paseo por OctoPrint para que puedas empezar rápidamente.

Columna izquierda

Desde esta parte controlas la conexión con la impresora y los archivos a imprimir.

La primera opción (Connection) es la que te conecta con la impresora. Las configuraciones que vienen por defecto ya suelen funionar sin tener que cambiar nada. Solo con pulsar la opción de conectar ya tendrás control sobre la impresora.

En la parte inferior de esta columna tienes acceso a subir archivos para imprimir, así como ver los anteriores que ya están en la memoria

Pestaña Temperature

Desde aquí puedes ver un gráfico con el historial de la temperatura de la cama y del fusor de tu impresora.

También puedes realizar los ajustes que quieras.

Pestaña Control

Desde esta pestaña podrás mover los diferentes motores de la impresora incluido el extrusor. Además, si tienes conectada una cámara raspberry o una webcam USB, podrás ver el progreso de la impresión en tiempo real.

Si no tienes impresora y quieres una económica y fácil de usar, la Logitech C270 que no suele superar los 30€.

Esta cámara funciona directamente ya que está en la lista de las validadas para OctoPrint.

Octopi - Pestaña de control

Conclusión

Si has llegado hasta este punto del artículo, ya deberías tener tu Raspberry Pi con OctoPrint instalado y funcionando para controlar tu impresora 3D.

Aunque todavía estoy aprendiendo cosas a diario para sacarle todo el partido a este sistema, si has tenido algún problema no dudes en dejarlo en comentarios. Otros usuarios o yo mismo haremos todo lo posible por ayudarte.

Y si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo. Es lo que más nos ayuda para poder seguir ofreciéndote contenidos interesantes! 😉

Cómo imprimir en 2 colores con Cura y cualquier impresora 3D

Cómo imprimir en 2 colores con Cura y cualquier impresora 3D

Si quieres aprender cómo imprimir en dos o más colores de forma muy sencilla, en este artículo te explico cómo hacerlo con cualquier impresora 3D como una Ender3 y un simple comando del laminador Cura.

Cuando empiezas a dominar la impresión 3D en un color o filamento, es inevitable plantearse lo que podrías hacer disponiendo de una impresora de varios cabezales.

Sin embargo, hay algo que sí puedes hacer con cualquier impresora tipo Ender o CR-10 gracias a un simple comando disponible en la configuración de Cura o en otros laminadores conocidos.

Ten en cuenta que con este método que aprenderás en minutos lo que consigues es hacer un cambio de color en una determinada capa. Cambio muy útil para muchos diseños personalizados en los que por ejemplo, queremos hacer una base de un color con otro motivo o diseño sobre ella.

El ejemplo con el que te vamos a enseñar a hacerlo

Para ilustrar cómo cambiar de color a media impresión vamos a usar una idea muy común. Un llavero con una base de un color y un logotipo sobre ella en un segundo color

Aunque en este caso vamos a hacer un llavero en dos colores, este método se puede usar para todos los cambios de color que necesites. Si tienes un poco de creatividad podrás conseguir efectos muy interesantes con casi cualquier impresora del mercado que puedas tener.

Primer paso: Cargamos nuestro diseño en Cura

Lo primero que deberemos hacer para nuestra impresión 3D en colores es cargar el diseño que queremos probar en el laminador Cura. Da igual la versión ya que no es una novedad y todas ellas tienen esta opción disponible.

Una vez cargado, lo laminascon las configuraciones correctas para tu impresora, tipo de filamento, etc. Exactamente igual que si lo fueses a imprimir en un único color.

 

Diseño para impresión en dos colores cargado en Cura

Segundo paso: Elegimos la capa en la que hacer el cambio de color

Una vez ya lo tienes laminado, lo que has de hacer es averiguar en qué capa quieres que se active el cambio de color. Para ello, deberás cambiar a la opción «Vista Previa» en la parte superior de la pantalla de Cura. Así podrás ver la vista de capas con las capas en lugar de el cuerpo a imprimir.

Dentro de esta vista, en la parte de la derecha tienes un deslizando con el que podrás ver las diferentes capas. Moviéndolo, podrás ver qué número de capa es el primero que quieres en el segundo color.

En este caso de ejemplo, la capa será la 14. La primer en la que ya queremos el cambio de color en la impresión ya que es donde empieza el logotipo

Elige la capa en la que hacer el cambio de filamento

Tercer paso: Insertar el comando que activará el cambio de filamento

Ahora que ya sabes la capa de la impresión en la que quieres hacer el cambio de color o de filamento, lo has de indicar en Cura para que el GCode lo incluya.

Para ello, desde el menú superior EXTENSIONES, submenú PROCESAMIENTO, elige MODIFICAR GCODE.

Se abrirá una ventana en la que deberás hacer clic en la opcíon AÑADIR SECUENCIA DE COMANDO y de entre las opciones que aparecerán, la correcta es FILAMENT CHANGE.

Aquí es donde indicarás el número de la capa en la que se empezará a usar el nuevo filamento dentro de la opción Layer. Las otras opciones hacen referencia a la cantidad de filamento que se extraerá en el cambio, así como la cantidad del nuevo que entrará antes de continuar. Conviene que el segundo valor no sea muy bajo o saldrá plástico de colores mezclados en lugar del nuevo bien puro.

 

Cambio de filamento en Cura

Una vez todo configurado, cerramos la ventana y ya lo tenemos todo listo para exportar el archivo a la impresora. Si quieres, puedes programar más de un cambio de color en caso de que quieras hacer un diseño que tenga tres, cuatro o cuantos colores quieras.

Desde este menú se pueden configurar opciones como los cambios de temperatura en determinada capa. Opción que se usa para configurar las famosas «Torres de temperatura»

Cuarto paso: ¡Nos vamos a la impresora!

Ahora que ya tenemos nuestro archivo con el cambio de filamento programado, nos vamos a nuestra impresora 3D para empezar el proceso de impresión normalmente.

 En cuanto la impresión llegue a la capa en la que se debe hacer el cambio de color, la impresora se detendrá y se moverá hasta la posición inicial (excepto altura). Retraerá el filamento para que puedas cambiarlo y quedará a la espera de que introduzcas el nuevo. Sabrás que has llegado a este punto ya que la impresora empezará a pitar como una loca.

Una vez hayas introducido el nuevo filamento, deberás confirmarlo dos veces en la pantalla. Una para que vuelva a calentar el hotend y la segunda para que empiece a cargar el filamento cuanto esté a la temperatura correcta.

La impresora purgará el nuevo filamento para limpiar la boquilla y seguirá con la impresión donde lo había dejado. Eso sí, con el nuevo color que le has cargado.

Cambio de filamento en una Ender 3 Pro

Y… ya lo tienes! Siguiendo estos pasos ya eres capaz de hacer impresiones 3D en dos colores fácil y rápidamente.

Aunque el proceso de configuración de la impresión en Cura y el cambio de filamento no tienen más complicación, si hay algo que no te haya quedado claro no dudes en consultarme. Puedes dejar tu pregunta en los comentarios y así será visible para todos los visitantes de la página.

Muchos ánimos a todos los que lo vayan a intentar y bienvenidos a la impresión multicolor! 😉

Impresión 3D en dos colores acabada