Impresión 3D en ABS: Problemas y soluciones frecuentes

Impresión 3D en ABS: Problemas y soluciones frecuentes

Seguramente no hay nadie en el mundo de la impresión 3d que no haya tenido problemas con sus primeras impresiones en 3D con ABS.

Si también es tu caso, no te preocupes y no te sientas mal ya que lo contrario sería la excepción. Aquí vas a aprender las claves para evitar los problemas más habituales entendiendo los conceptos que conllevan.

 Principales problemas y soluciones

Como siempre en el mundo de la impresión 3D, hay un proceso de aprendizaje inevitable y en el caso del filamento ABS, es más cierto que nunca.

El filamento de ABS tiene innumerables ventajas, por lo que aunque inicialmente no sea fácil de tratar, es imprescindible aprender a hacerlo para poder usarlo.

El ABS o acrilonitrilo butadieno estireno es sin duda uno de los plásticos más utilizados en la industria de fabricación por razones como su alta resistencia a impacto, resistencia térmica, su ligereza… Tiene muchas características que lo hacen superior al PLA, pero la facilidad de impresión no es una de ellas.

Es por ello que si aprendes a dominarlo, tendrás un mundo adicional de posibilidades abierto ante tu impresora 3D.

A continuación puedes ver los principales problemas que presenta la impresión 3D con ABS así como la solución o la forma de afrontarlo:

Problemas de adhesión a la placa

Snn duda el problema más habitual. Para imprimir en ABS debes utilizar adhesivos para garantizar la adhesión de la primera capa. En el caso del ABS, es moejor ir a soluciones profesionales como el 3DLac Plus en lugar de apaños como la laca de pelo (tipo Nelly)

Warping en la base

Sin duda el problema más difícil de solucionar. Para conseguir dominarlo, debes entenderlos.

El warping consiste en que las partes de las esquinas del objeto se curvan hacia arriba y se despegan de la placa de impresión.

Este problema se debe a que al enfriarse el plástico ABS, se contrae causando este estropicio en nuestras impresiones 3D.

Para solucionarlo, hay que hacer más de una cosa:

  • Usar adhesivo en la placa: Si esto tan básico no está solucionado, el warping está casi asegurado
  • Temperatura de placa: El ABS necesita que tu impresora tenga placa calefactable ya que debería estar en torno a los 100º. A algunas impresoras 3D les cuesta llegar a esta temperatura, pero si no lo tenemos el fracaso está garantizado.
  • Los objetos compactos no ayudan: A más sólido y compacto sea el objeto que intentas imprimir, más fácil es que tengas problemas con la contracción y el consiguiente warping.
Delaminación o separación de capas

El ABS también es muy sensible a los cambios de temperatura entre capas.

Por ello, corrientes de aire y enfriamientos rápidos son tus enemigos. Para solucionarlo deberás tener en cuenta tres cosas:

  1. Recuerda la importancia de la temperatura en la cama de impresión. Una cama caliente mantendrá la temperatura más constante evitando este efecto.
  2. Encierra la impresora: Evita las corrientes de aire que enfrían demasiado una capa con carpas o cerramientos de impresora 3d. Hay mil ideas para hacerlo de forma casera aunque también hay opciones comerciales como la Carpa de Creality para Ender 3 o similares.
  3. La altura juega en tu contra: A más altura de impresión, más alejado estás de la cama, por lo que más fácil es que tengas problemas de delaminación o grietas en el objeto que imprimes. A veces colocar el objeto de lado ayuda a evitarlo.
Cubierta Creality para Ender 3 Pro y similares

Otros problemas de impresión con filamento de ABS

Si ya controlas los tres puntos anteriores, probablemente ya podrás imprimir en 3D con filamento de ABS. Sin embargo, hay otros factores secundarios como problemas de humedad en la bobina que debes tener en cuenta.

Mantén siempre las bobinas en cajas estancas con gel de sílice antihumedad o usa una caja de secado antes de tus impresiones. Yo personalmente tengo la Caja de secado de filamento de Sunlu ya que el funcionamiento es sencillo y efectivo.

Se puede usar tanto para secar una bobina antes de usarla o guardarla, o directamente alimentando a la impresora 3d desde ella. Tiene aperturas para que el filamento salga de ella alimentando tu impresora y manteniendo la bobina caliente y seca.

Por último, recuerda que la marca del filamento es muy importante. Así como en filamento de PLA hay opciones muy económicas que funcionan bien, con el ABS vale la pena invertir en marcas como Smartfil de SmartMaterials. Un buen filamento te eviará muchos problemas difíciles de identificar.

Si tienes más problemas o no consigues los resultados que quieres en tus impresiones 3d, déjame un comentario e intentaré ayudarte en todo lo posible.